Tratamientos no quirúrgicos:

 

 

Varices

La lucha contra las varices han sido siempre un caballo de batalla

La ventaja es que si se tratan desde un principio se pueden conseguir buenos resultados sin necesidad de intervenciones quirúrgicas. Por desgracia muchos hombres no hacen caso de sus varices hasta que ya es demasiado tarde y han evolucionado demasiado con lo que la única solución  ya solo es quirúrgica.

Hay que tener en cuenta que, una vez han aparecido las varices, no existen medicamentos milagrosos a base de cremas o pastillas que las hagan desaparecer. 

 

pinchar-varices

Esclerosis clásica

Consiste en la aplicación de un producto esclerosante que trata de quemar la parte interna de la varíz y provocar su cierre y desaparición.

El tratamiento correctamente realizado no se puede considerar doloroso. Es posible según el tipo de varíz, que haya que llevar un vendaje durante unos días (5-10) para obtener un mejor resultado.

El resultado se puede comprobar al cabo de un mes y consistiría en la desaparición, aproximadamente,  del 80% de las varices tratadas siendo necesaria repetir el resto.

Hay limitaciones en cuanto a la cantidad de producto se puede poner por lo que el número de sesiones pude variar dependiendo de los casos. 

La pauta a seguir, si se quieren los mejores resultados, tiene que ser estrica y, a veces, hay que tener paciencia hasta ver los efectos del tratamiento.

Esclerosis con espuma

Todo lo dicho en el apartado anterior sirve para la esclerosis con espuma. La diferencia es que se utiliza el producto esclerosante en forma de espuma en vez de líquido. Esto hace que se utilice para varices un poco mas grandes por lo que casi siempre hay que colocar el vendaje al que nos referimos en el otro apartado.  

esclerosis espuma
frio

Crioesclerosis

Aquí se utiliza un líquido esclerosante a baja temperatura para conseguir un efecto de quemadura por frío y potenciar el resultado. Tambien sirve lo dicho en el apartado de esclerosis con espuma y se suele utilizar para varices mas grandes.

Esclerosis con láser

Consiste en la aplicación de luz láser sobre la varíz a tratar para conseguir, lo mismo que las anteriores técnicas, una quemadura de la parte interior de la varíz. Como ventaja no se utiliza una aguja pero suele ser un poco mas molesto que pinchar, aunque pueda pareces lo contrario.

Se suele utilizar para las varices mas pequeñas, puntos rubí, «arañitas» en la cara y por debajo del tobillo que son zonas en las que, en principio no se debe hacer esclerosis química. 

laser varices

Dónde estamos

Alicante

Altea

Barcelona

Castellón

Gandía

Madrid

Mataró

Oviedo

Valencia

Vigo

mapa.españa

© 2018 Buxan Software para Asesor Estético